cajadecambio.es Grupo Asysum, productos reconstruidos
Llámenos al 973 213 030  

Convertidor de par

El convertidor de par es un componente formado por una carcasa redonda en el interior de la cual se encuentran dos turbinas, una está conectada al motor y la otra con la caja de velocidades. Actúa tanto como multiplicador de par como acoplamiento hidráulico. Va atornillado al volante del motor, normalmente conocido como disco flexible, y gira al mismo régimen que el motor. Dentro de la estructura del convertidor, hay tres elementos básicos con paletas: el impulsor o bomba, la turbina y el estator. El impulsor forma parte del cárter de convertidor y da la energía o el impulso hidráulico al líquido que acciona el elemento de salida (la turbina). El estator, montado sobre un embrague de rodillos unidireccional (rueda libre), está sujeto a un eje de reacción (estacionario) durante la fase de multiplicación de par y marcha desembragado durante la fase de acoplamiento.

Convertidor de par

Funcionamiento:

El funcionamiento consiste en que cuando el motor gira, el aceite que se encuentra en el interior de la carcasa es impulsado por una bomba, proyectándose por su periferia hacia la turbina incidiendo paralelamente en los alabes. El aceite es arrastrado por la propia rotación de la bomba o rotor conductor. La energía cinética del aceite actúa sobre la turbina haciéndola girar.

Cuando el motor funciona a ralentí, la energía cinética que produce el aceite es pequeña y la fuerza transmitida es insuficiente para vencer la resistencia del par, se produce un resbalamiento total entre la bomba y la turbina con lo que la turbina permanece inmóvil. A medida que aumentan las revoluciones del motor la fuerza del aceite va aumentando y incide con más fuerza sobre la turbina hasta que vence el par resistente y empieza a girar la turbina, mientras se verifica un resbalamiento de aceite entre la bomba y turbina lo que supone un acoplamiento progresivo del embrague.

Beneficios:

Beneficios del convertidor de par:

- Absorbe la carga de choque.

- Evita que el motor se cale por sobrecarga del motor.

- Se utilizan menos cambios de velocidad.

- Se elimina la necesidad de embrague.

- La carga de trabajo va tomándose de forma gradual.

Averías:

Averías más frecuentes del convertidor de par:

Convertidor de par

Es difícil que dándole un uso correcto al vehículo el convertidor sufra alguna rotura, lo más común es que se rompan antes los discos de la caja automática.

Una de las averías mas comunes del convertidor es el desgaste de los anillos de cierre de la presión del aceite hidráulico. Este al quedarse sin presión no puede arrastrar una turbina a la otra y el vehículo pierde la tracción.

Otra de las averías más frecuentes es que el vehículo se quede bloqueado con algún obstáculo, al quedarse una turbina parada y la otra acelerada se comienza a calentar la temperatura y se rompe la película de aceite de los componentes del convertidor, este aumento de temperatura provoca que las turbinas se peguen entre ellas y el convertidor quede inservible. Esta avería puede llegar a romper por completo la caja automática.

All Rights Reserved, Copyright © Inter Lleida Motor, S.L. 2010 - Condiciones legales info@cajadecambio.es